Saltar al contenido
Suplementos Deportivos Top

Colágeno Hidrolizado o Gelatina

El hecho de que el colágeno aparezca en partes de los cuerpos de los animales que resultan poco digeribles, motivó a nuestros antepasados a cocinarlas para poder aprovechar mejor sus nutrientes, lo que provocó el descubrimiento accidental de la gelatina. De ahí la pregunta, ¿colágeno hidrolizado o gelatina?

Químicamente, la gelatina es una mezcla de una proteína derivada del tratamiento térmico del colágeno, que representa un 84-90 % de su composición, un 1-2 % de sales minerales y agua. Por consiguiente, carece por completo de materia grasa, colesterol e hidratos de carbono, así como de capacidad alergénica.

La forma en la que más frecuentemente la encontramos es como gelatina comestible, integrando la composición de yogures, alimentos cremosos, ciertos postres y, las gominolas, a las que confiere su singular textura.

Gelatina o Colágeno

El colágeno hidrolizado y la gelatina comparten la materia prima que les da lugar, aunque el proceso de producción y las propiedades que les caracterizan difieren. En concreto, hay una de ellas que marca una gran diferencia, que es el poder de gelificación, obvio en la gelatina e inexistente en el colágeno hidrolizado. De hecho, la industria alimentaria utiliza gelatina en muchos productos por sus aportaciones tecnológicas, que la hacen insustituible, como su capacidad de aglutinar moléculas de agua, indispensable en la fabricación de alimentos light. Asimismo, es muy importante en la confección de dietas hipocalóricas.